ESTILO DE VIDA

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR LOS ALIMENTOS

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR LOS ALIMENTOS

Las ETA o Enfermedades Transmitidas por los Alimentos son un problema muy grande de salud a nivel mundial. Estas enfermedades se producen por el consumo de alimentos contaminados y pueden ser de dos tipos, intoxicaciones o infecciones:

Infecciones transmitidas por alimentos, es cuando los alimentos consumidos contienen microorganismos vivos perjudiciales (virus, bacterias, parásitos) a la salud. Estas enfermedades pueden ser, por ejemplo: Hepatitis A, Triquinella spirallis, Salmonela.

Intoxicación causada por alimentos, este caso es cuando ingerimos toxinas que están presentes en los alimentos y fueron producidas por hongos o bacterias. Por ejemplo: Staphylococcus, toxina botulínica.

Normalmente los síntomas de las ETA son dolores abdominales, diarrea, fiebre y vómitos. Los síntomas pueden variar dependiendo, entre varios factores, por ejemplo, de la cantidad de bacterias o toxinas ingeridas y el estado de salud de la persona. Algunas complicaciones pueden presentar síntomas neurológicos, problemas de visión, ojos hinchados, dificultades renales, etc. Los alimentos que han sido contaminados con metales pesados o con toxinas naturales también pueden causar problemas de salud a largo plazo, como el cáncer y trastornos neurológicos.

Las bacterias dañinas son la causa más común de enfermedades transmitidas por los alimentos. Los alimentos pueden tener algunas bacterias en ellos cuando usted los compra. La carne cruda puede contaminarse mientras es cortada. Las frutas y verduras pueden contaminarse cuando están creciendo o cuando se procesan. Pero también puede suceder en la cocina si se deja comida fuera durante más de 2 horas a temperatura ambiente. El manejo de los alimentos de forma segura puede ayudar a prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos.

Para la mayoría de las personas sanas las enfermedades transmitidas por alimentos son pasajeras y duran solo un par de días, pero para personas con problemas de salud o más susceptibles, las complicaciones pueden ser muy graves e incluso provocar la muerte.

Una de cada diez personas se enferma cada año por la ingestión de alimentos contaminados y 420 mil fallecen por esta causa. Los niños menores de cinco años corren un riesgo especialmente alto: unos 125 mil niños mueren por enfermedades de transmisión alimentaria cada año. 

Las infecciones causadas por los alimentos contaminados tienen una incidencia mucho mayor en los segmentos de la población con un estado de salud malo o frágil y puede provocar, como ya hemos mencionado, enfermedades graves y la muerte. En el caso de los lactantes, las mujeres embarazadas, los enfermos y los ancianos, las consecuencias de estas enfermedades son generalmente más graves y pueden llegar a ser letales.

La inocuidad de los alimentos es una responsabilidad compartida entre los gobiernos, la industria, los productores, los académicos y los consumidores. Todos cumplen una función importante. Lograr la inocuidad de los alientos es una labor multisectorial que requiere los conocimientos técnicos de una amplia gama de disciplinas, como la toxicología, la microbiología, la parasitología, la nutrición, la economía de la salud y la medicina humana y veterinaria.

Como restaurantero, es común desconocer la mayoría de estas disciplinas, al igual que las técnicas y buenas prácticas en la cocina, o las normas y requisitos que exigen las autoridades sanitarias. Por suerte, hoy en día existen empresas dedicadas al control de higiene y sanidad en restaurantes que, mediante auditorías, estudios microbiológicos y capacitaciones del personal, preparan a todo el equipo para superar cualquier inspección, y más importante, garantizan alimentos inocuos y libres de peligro para el comensal.

Para obtener más información sobre estos servicios, visita www.sahc.mx y suma a tu establecimiento a la lista de restaurantes socialmente responsables.


FUENTE: SAHC.